Por Lucía Vega – Diseñadora

Hoy en día tenemos una enorme oferta de productos y servicios que genera una gran cantidad de publicidad y competencia en los actuales medios de comunicación que se podría clasificar como “invasiva”. Estamos en un momento de cambio hacia lo digital, lo cual genera diferentes métodos para dar a conocer nuestra marca. Este cambio de canales de comunicación que se orienta más hacia la plataforma digital, produce una tendencia más enfocada a crear experiencias y marcas que enamoran a nuestros clientes.

Por esta razón, ahora es de gran importancia pensar bien en cómo vamos a invertir nuestro dinero para lograr diferenciarnos de este mercado tan saturado. Uno de los principales objetivos del marketing es la diferenciación, la  cual se logra conceptualizando valores del producto en la imagen de marca. Se logra, plasmando un concepto más real y auténtico, transparente y confiable de lo que estamos ofreciendo, esa primera impresión gráfica que ven las personas: la cara de nuestra marca.

La intención de una buena imagen de marca es producir un estímulo visual que refleje el sentimiento del producto o servicio y que las personas se sientan identificadas de alguna manera con nuestra marca. No es solo crear un logo para papelería, se busca encontrar una conexión real con las personas.

Hay que tomar en cuenta además, que invertir en imagen es un continuo proceso de desarrollo gráfico y experiencial para lograr consolidar la marca en la mente de los consumidores. Darle seguimiento e invertir en imagen crea en el consumidor una sensación de confianza, seguridad y continuidad. Estos valores son pilares que  durante la trayectoria de vida del producto van a favorecer de gran manera la forma en que las personas lo perciben y va a producir también un efecto positivo en las oportunidades que se generen para que las personas se conviertan en fieles consumidores.

Por último, nosotros debemos ser los principales fans de nuestra marca. Cuando vemos nuestra marca como un concepto de valor, este se convierte en algo más real, auténtico y confiable. Darle suficiente  y continua atención a la imagen que nuestro producto o servicio proyecta, producirá una mayor motivación en nosotros y logrará que visualicemos un futuro más exitoso.

Invierta de manera inteligente en la imagen de su marca ya que puede ser una de las razones por las cuales su éxito comercial no está a la altura de sus expectativas. Intente comunicarse con profesionales en el área de diseño y comunicación visual, ya que le será de gran ayuda para darle un estímulo visual a su marca.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *